Derechos de infancia - Proyecto que trabaja en la defensa y promoción de los derechos del ni?o.

15:34 | 12 de Julio de 2020

Noticias

Noticias
  • Fotos
  • Videos
  • Sonido
  • Documento
09 de Julio de 2015
Colectivo de Derechos de Infancia y Adolescencia - Buenos Aires

Escándalo con fiscal que rechazó pedir condena por abuso a niña

El martes 14 se sabrá el fallo que tiene como acusado al padre de la niña. El fiscal protagonizó un escándalo judicial al pedir la absolución, ignorando los terribles relatos de la nena que tenía 4 años al momento de los hechos.

Por Maximiliano Montenegro
 
Feliciana Bilat es una madre que no detiene su lucha por justicia para su pequeña hija, abusada sexualmente. En 2010 comenzó su batalla, cuando presentó la denuncia penalmente, que siguió con decenas de pericias que acreditaron los aberrantes delitos del agresor sexual. El caso llegó a juicio oral, pero el fiscal del debate fue protagonista de un escándalo judicial al optar por pedir la absolución del acusado, ignorando los espeluznantes relatos de la niña, de 4 años cuando logró contar los abusos, y haciendo eje en "la mirada mala" de la madre. El martes próximo se conocerá el veredicto en los tribunales de la Ciudad de Buenos Aires.
"La lectura del alegato, por parte del fiscal de juicio Juan José Ghirimoldi, es una mancha gigante para la justicia. No tuvo en cuenta los derechos de mi hija, decidió ignorar lo que ella pudo contar, con absoluta valentía y venciendo el miedo, y pidió la absolución del imputado por los abusos. Actuó como un abogado defensor del agresor sexual. Siento que tanto mi hija como yo fuimos nuevamente victimizadas, esta vez por el representante del Ministerio Público", dijo Bilat en diálogo con Diario Popular.
En el año 2009, la mujer decidió separarse del padre de sus dos hijas, tras presentar denuncias por violencia de género ante la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de la Nación.
Durante tres meses, el hombre tuvo prohibido acercarse a sus hijas y ex pareja, pero luego se le permitió una revinculación.
En abril de 2010, una de las nenas -actualmente de 9 años- comenzó a contarle situación aberrantes de abuso sexual.
"Mi papá me dijo que tengo que pegarle figuritas en el pito"; "si le hacés mimos al pito de papá se pone contento, parado, sino se pone triste" "me decía que tenía que bañar el pito con la boca para que esté limpito", fueron algunas de las situaciones descriptas por la niña, que derivó en una denuncia en el Juzgado 31, y una interminable seguidilla de pericias psicológicas y médicas, visitas al juzgado, sesiones de Cámara Gesell y otras cuestiones, con el drama agregado de no contar con recursos suficientes para pagar una representación legal.
"No es un detalle menor que, mientras se sucedían los estudios alrededor de la denuncia por abusos, el Juzgado Civil 83 prorrogó hasta ahora las medidas cautelares de prohibición de acercamiento hacia las nenas y hacia mí. La misma justicia que pide absolver al pedófilo reconoce el contexto de violencia", dijo Bilat.
En noviembre de 2011, un juez subrogante decidió de manera unilateral la absolución del sujeto por los abusos contra la menor, y allí padecieron por primera vez el flagelo de autoridades judiciales que no escuchan a las víctimas. Ese fallo fue apelado por la mujer, y al año siguiente se revocó la medida, por lo que el expediente se elevó a juicio oral con el hombre imputado.
"El debate comenzó en mayo pasado, y fueron cinco audiencias, donde cada parte presentó testigos. La actuación del fiscal fue, en todo momento, inusual. Cuando me tocó declarar ante el tribunal, sólo me hizo una pregunta. La actitud fue la de alguien que quiere terminar rápido el trámite. Su desempeño fue realmente lamentable. No me lo esperaba. La querella pidió 10 años de prisión para el abusador, pero el propio fiscal alegó por su absolución", sostuvo la mujer.

Una perito de prestigio
Un dato: la doctora Virginia Berlinerblaun, una de las más prestigiosas peritos del país en torno a delitos contra la integridad sexual de menores, aportó un informe contundente en relación a los abusos que padeció la niña, sin embargo el fiscal no la nombró en todo su alegato, donde finalmente pidió la absolución del imputado.
"Tenemos una justicia con mirada machista, patriarcal, que cuestiona y responsabiliza a la mujer. La señal del fiscal a la sociedad es malísima. Es como si le dijera a las madres de niñas y niños que sufrieron abusos que no denuncien. Estoy prepararda para lo peor, sin embargo elijo confiar en los jueces del tribunal", finalizó la madre.
La sentencia se conocerá el martes, a las 9.30, en el Tribunal Oral Criminal 17 de Lavalle
 
  • Anterior
  • Noviembre
    05 de noviembre del 2015 - 18:30 HS.

    El Colectivo de Derechos de Infancia y Adolescencia lanzará la Campaña “La Mesa de la Cocina”

  • Sig